Etiqueta: periodismo

La periodista que puso el pecho

Perfil publicado en El Espectador el 10 de diciembre de 2016.

La foto de la periodista Lorena Beltrán en la portada de El Espectador es el desnudo más revolucionario que se ha visto en los últimos años en Colombia. En la foto, Beltrán muestra con honor las cicatrices que le dejó el cuestionado médico Francisco Sales Puccini, después de una cirugía de reducción de busto en el 2015. Las cicatrices que hoy lleva Beltrán le atraviesan los senos y rodean el pezón, y tienen aproximadamente un centímetro de grosor. Son el testimonio de cómo un médico irresponsable puede atentar contra la identidad y la salud física, mental y emocional de sus pacientes.

¿Palabras necias, oídos sordos?

Columna publicada el 16 de noviembre de 2016 en El Espectador.

En 2012 trabajaba como oficial de comunicaciones en Women’s Link Worldwide y una de mis tareas era observar y llevar registro del matoneo que Mónica Roa recibía en internet en respuesta a su trabajo en defensa de los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres en Colombia.

Era como sumergirse en un fétido estercolero para separar el odio en sus diferentes vetas. A finales de abril de ese año el matoneo se hizo más intenso y en vísperas del 10 de mayo (aniversario de la Sentencia 355/06) alguien disparó a la oficina de la organización. Quienes estaban en la oficina, entre ellas Roa, salieron ilesas, y de recuerdo quedó un hueco en el cristal de la ventana. Por supuesto, no prosperó la investigación de la Fiscalía, así que es imposible saber si ese matoneo en redes tuvo una consecuencia tridimensional, pero hoy recuerdo el incidente a la luz de la radicalización de la extrema derecha en las redes sociales y en la política. Las feministas llevamos un largo rato hablando de los peligros de la creciente misoginia en internet, pero para variar no nos tomaron en serio. Hoy pienso en todas las veces que he escuchado decir “no les hagas caso”, “no alimentes al troll” y en todo el daño que nos ha hecho esa política biempensante de “a palabras necias, oídos sordos”.

Cimac Noticias y la voz de las mujeres

Columna publicada el 9 de marzo de 2016 en Sin Embargo.

Desde principios de la década de los ochenta, se señalaba que las mujeres no estaban presentes en las agendas de los medios mexicanos ni eran fuente de información, y menos aún eran consideradas como audiencia. Los medios, (ni antes de los ochenta ni ahora) han estado pensados para las mujeres, y el problema va desde que las noticias no nos toman en serio hasta la violencia y discriminación que sufren las reporteras. En un informe de 2005 del Instituto Nacional de las Mujeres de México, señala que del tiempo dedicado a las mujeres, “sólo tres por ciento corresponde a entrevistas o declaraciones de políticas o de deportistas de élite; 12 por ciento se relaciona con mujeres que fueron entrevistadas porque eran madres, esposas o hijas de un protagonista masculino de la información, mientras que padres, esposos e hijos en las mismas circunstancias sólo aparecieron en uno por ciento de las ocasiones. Finalmente, se observó que sólo en 18 por ciento de las noticias se hizo referencia a un asunto sobre mujeres”. Han pasado 10 años, y la desigualdad ha disminuido muy poco, basta abrir cualquier periódico para notarlo.

Juego de tronos

Columna publicada el 8 de julio de 2015 en El Espectador.

La semana pasada el fiscal Montealegre hizo unas declaraciones imprecisas, amañadas y muy peligrosas: le dijo a la ciudadanía que tomar videos o hacer grabaciones de sucesos públicos y compartirlos con cualquiera que no sea “las autoridades”, o subirlas a Internet, es un delito en Colombia.

No lo es, y es muy grave que un funcionario construya, con declaraciones mentirosas, un clima de autocensura, miedo y desinformación. Recordemos que los servidores públicos cuando hablan a los medios representan la voz del Estado, por eso su libertad de expresión es menor que la de otros ciudadanos. Tener a un fiscal general inventando delitos es más que inaceptable.

Lo escrito, escrito está

Columna publicada el 17 de junio de 2015 en El Espectador.

Este lunes fue citado a audiencia el periodista Juan Esteban Mejía por delito de injuria.

Mejía escribió un artículo para la revista Semana sobre las malas prácticas del médico general Carlos Ramos Corena, en cuya clínica fallecieron varias pacientes de cirugía estética. El artículo fue revisado por el equipo editorial de Semana que, como es normal, hizo varios cambios en el texto. Por ejemplo, en la versión original entregada por Mejía, decía “Un médico general logró fama y reconocimiento como cirujano…” y en la versión final se lee “Un hombre sin licencia se convirtió en uno de los cirujanos…”. Sobre esa imprecisión (era un médico general, no un hombre sin licencia), que en principio no fue culpa de Mejía, versa la denuncia por injuria. Ramos inicialmente denunció a Semana, pero la revista le dijo a la Fiscalía que el responsable de la nota era el periodista, que hoy ya no trabaja para ellos.