Etiqueta: Cuerpo e identidad

¿Acaso ser buen deportista depende de lo que se trae entre las piernas?

Columna publicada el 15 de abril en Univisión.

El reclamo de pagos igualitarios de las futbolistas estadounidense es justo. Llevamos años hablando de que la discriminación a las mujeres se acabó pero nuestras cuentas de banco prueban que es mentira.

En la Copa SheBelives, la selección de EEUU se enfrentó a Alemania.
En la Copa SheBelives, la selección de EEUU se enfrentó a Alemania. Getty Images

Pensar: ¿cosa de hombres?

Columna publicada el 24 de marzo de 2016 en El Espectador.

Un “sesgo implícito” (“implicit bias”) sucede cuando un individuo hace asociaciones automáticas, afectivas y/o cognitivas, entre un grupo estigmatizado (como los indígenas, los negros, o las mujeres) y las características negativas de su estereotipo. Estas asociaciones automáticas afectan de manera real nuestros juicios, decisiones y comportamientos, y como funcionan a un nivel inconsciente son difíciles de identificar.

Marihuana y feminismo

Columna publicada el 6 de noviembre de 2015 en Sin Embargo.

Esta soy yo en el 2006 en una marcha por la legalización en Bogotá.Esta soy yo en el 2006 en una marcha por la legalización en Bogotá.

Argumentos para la legalización de la marihuana (y otras drogas recreativas) sobran, pero además, creo que desde el feminismo hay muchas razones importantes para apoyar la legalización, y tienen todo que ver con la reciente Sentencia mexicana que abre la puerta a la despenalización del consumo recreativo en el país.

Patrícia y Tyra

Artículo publicado en noviembre de 2015 en Letras Libres.

Patrícia Soley-Beltran

¡Divinas! Modelos, poder y mentiras

Barcelona, Anagrama, 2015, 272 pp.

Este año, el programa de televisión America’s next top model llegó a su temporada veintidós. El reality fue creado en 2003 por la modelo Tyra Banks, una de las supermodelos de los noventa. Tyra, negra, vivió en carne propia los discursos de poder de una industria en donde las “bonitas” eran las blancas y rubias, y ella era la “exótica”. Con la intención política expresa de diversificar el mundo del modelaje, y en el preciso momento en que empezaba a ser considerada “vieja” para la industria, lanzó este exitoso fenómeno del pop que hoy se replica en varios países del mundo. Tyra fue una de las primeras modelos en desmitificar su oficio, y con su reality nos mostró las crueldades e imperfecciones detrás de esas imágenes perfectas. El show es paradójico porque, a la vez que intenta romper los patrones de la industria, perpetúa sus maltratos, a la vista de todos, con fines de lucro. America’s next top model muestra los descosidos de estas formas divinas, pero quizá ni Tyra ni su audiencia entienden, o no quieren entender, lo que están diciendo.