Categoría: Medios

Esencia de hombre

Columna publicada el 11 de mayo de 2017 en El Espectador.

Uno de los principales argumentos en contra del derecho a la adopción de tantos niños y niñas en Colombia por parte parejas del mismo sexo, solteros, solteras o personas viudas, es que para la crianza de las nuevas generaciones se necesita “una esencia femenina” y una “masculina”. Este parece ser un argumento irrefutable porque reafirma todas nuestras obsesiones binarias, pero eso no quiere decir que sea cierto. Para empezar, las mujeres hacen parte de la crianza, no como una esencia sino con todo el cuerpo. Las mujeres cuidan, por amor muchas veces, pero también porque no tenemos mucha elección en lo que respecta al trabajo de cuidado o de crianza. Lo que pueden enseñar las mujeres a las nuevas generaciones (que no es una sola cosa, monolítica o esencial porque todas las mujeres somos diferentes) suele ser siempre parte de la crianza.

Caras pintadas

Columna publicada el 6 de mayo de 2017 en El Heraldo.

Debo admitir que me emocioné tremendamente al saber que Telecaribe haría una miniserie con la historia de la Niña Emilia, diosa de la cumbia y el bullerengue, una mujer que triunfó con su voz en un mundo de hombres, que vivió su vida con desparpajo y con humor, a pesar de que muchas veces estuviera marcada por la miseria. Como mujer Caribe, la Niña Emilia es un referente obligado, pero además su voz tiene esa extraña cualidad de poder a la vez alegrar y desgarrar el corazón. ¡Estas son las historias que tenemos que estar contando! Me dije.

Finalmente pude ver toda la serie en Youtube esta semana y, aunque sé que muchos han celebrado el esfuerzo de la producción local, y la participación de la hija de la Niña Emilia, Nelly Hernández, la serie tiene un error insalvable: la protagonista es una mujer blanca. Y para mayor horror: una mujer blanca con la piel pintada.

#SiMeMatan: qué hay detrás del feminicidio en Ciudad Universitaria

Columna publicada el 5 de mayo en la revista Vice.

La justificación de la Procuraduría para dejar nuestra muerte en la impunidad.

El jueves en la mañana la Universidad Nacional Autónoma de México amaneció con una mujer muerta: Lesby, de 22 años, ahorcada con el cable de una caseta de teléfono. Inmediatamente la universidad reaccionó con tibieza: dijeron que repudiaban y lamentaban el “incidente” pero no fueron capaces llamarlo por su nombre: feminicidio. Luego la Procuraduría de la CDMX nos dio algo de información sobre Lesby: debía materias y su novio dijo que “tenía problemas de alcoholismo”. El mismo novio con quien, según la procuraduría, ella estuvo “drogándose” en el campus y con el que tuvo una discusión horas antes de su muerte.

Cartas sobre la mesa

Columna publicada el 3 de mayo de 2017 en El Espectador.

El referendo que impulsa la senadora Viviane Morales, en contra de los derechos de niñas y niños a ser adoptados, es caro, inconstitucional y peligroso. Es caro porque hacer una consulta como esa cuesta unos $280.000 millones, que tendrían mejor uso reconstruyendo Mocoa o Manizales, en vez de gastarse activamente en perseguir derechos. Es inconstitucional porque atenta contra el derecho de las parejas del mismo sexo y de las y los solteros a adoptar y tener una familia, atenta contra el derecho de los niños y niñas a ser adoptados, y todo eso contradice una idea básica de la Constitución: que todos los y las ciudadanas somos iguales ante el Estado y no se puede discriminar.

¿Es machista decir ‘crimen pasional’?

Columna publicada en la revista Cromos el 2 de mayo de 2017.

Lo que silvestremente entendemos por ‘crimen pasional’ parece ser un asesinato causado por ‘esos celos tan inmensos que provoca el verdadero amor’. Nos han dicho siempre que el amor es una suerte de ‘locura’ y que por eso justifica muchos comportamientos poco éticos, disruptivos o hasta ilegales. Cuando yo era adolescente, que un chico se fuera a golpes con otro para ‘defender tu honor o pelearse por tu amor’ era una prueba de devoción y compromiso. Toda la sociedad ha crecido por ideas así, nos dicen que no es amor si no produce celos violentos y enfermizos.

Niñez y violencia sexual

Columna publicada el 29 de abril de 2017 en El Heraldo.

Esta semana una niña de 11 años fue secuestrada en el barrio La Candelaria, en Soledad, por un tipo en una moto hasta un monte cerca a la Central de Abastos en donde abusó de ella. Intentó matarla con un destornillador pero ella logró escapar y pedir ayuda. Esta semana también fue capturado Julio Antonio Maldonado quien, de acuerdo con investigaciones de la fiscalía se hacía pasar por un “enviado de Dios” para abusar sexualmente de menores de edad, al parecer, siete en la población de Suan, al sur del Atlántico, pero se sospecha que también ha cometido violaciones en Soledad y Malambo. Medicina Legal reportó que en el Atlántico, en lo que va del año, le han hecho valoraciones médicas por presunto delito sexual a 202 niños y niñas. Todos sabemos que son muchas más las historias que nunca pasan por los medios de comunicación o por medicina legal.