La serpiente

Se siente como estar volando,
no por la ligereza
sino por el hueco,
por donde pasa el aire,
con una corriente fría que me hace doler la espalda.
Tengo miedo.
El mundo es como un bus sucio
lleno de pulgas.
Del mundo me defiendo contigo
tu piel, aunque suave, es más dura que la mía.
Luchar en la vanguardia me perfora…
Tal vez,
si tuviera

escamas.